La importancia del presupuesto

La importancia del presupuesto en los tratamientos dentales.

Aunque nos dicen que la situación económica general va mejorando, el hecho es que la economía sigue siendo difícil para las familias. Todos necesitamos hacer bien las cuentas y tener una previsión estricta de los gastos. Para esto precisamente, nos sirve contar con un presupuesto antes de contratar cualquier servicio.
Cuando el paciente se enfrenta a un tratamiento dental, muchas veces largo y complejo, el presupuesto, además de ser un derecho, conlleva una serie de ventajas que repasaremos a lo largo de esta entrada.  Hoy en día, el presupuesto se ha convertido en un paso previo imprescindible antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento dental.

¿Cómo se elabora un presupuesto dental?

En realidad, un presupuesto es un resumen cuantificado de una propuesta de tratamiento. Es decir, que en el presupuesto se suman todos los gastos que va a tener la realización del tratamiento. Estos vienen determinados por ejemplo, por el número de consultas necesarias, las técnicas terapéuticas que se van a emprender, el gasto que va a conllevar la intervención de un laboratorio de prótesis dental, etc.


Todo empieza y depende del diagnóstico inicial que se establezca. Este diagnóstico va a ser establecido por el Odontólogo dentro del gabinete dental. El diagnóstico es individual a cada paciente y es a partir del mismo que se surgen la o las posibilidades de tratamiento. Cada opción de tratamiento vendrá acompañada de un presupuesto concreto.

En ocasiones, la decisión del paciente de realizar un tratamiento u otro, viene determinada por el coste económico que refleja el presupuesto. No obstante, ni el diagnóstico ni las propuestas de tratamiento, vienen condicionadas por el factor económico. De esa manera, la profesión se ejerce únicamente respondiendo a conceptos terapéuticos en la búsqueda del beneficio para el paciente.

Una vez confeccionado el presupuesto, fuera del gabinete dental, es otro buen momento para dar nuevas explicaciones al paciente. En este punto, el que una propuesta de tratamiento sea mejor que otra para un paciente concreto, sí depende muchas veces de la situación económica del mismo. En ocasiones, el tratamiento que a priori podría parecer más elaborado y/o técnicamente más complejo, no tiene por qué ser el mejor para un paciente concreto, cuando por motivos económico o de trabajo por ejemplo, una solución intermedia o más rápida, puede ofrecerle beneficios mayores.

El paciente debe reflexionar minuciosamente sobre el presupuesto y no deben quedarle dudas acerca de los aspectos económicos que va a conllevar el tratamiento. Por motivos logísticos internos de nuestra clínica dental de Alicante, el paciente firma dicho(s) presupuesto(s) como registro de que ha recibido esa información. Tras ese momento, el paciente tiene que decidir si va a emprender un tratamiento u otro, o incluso la no realización del tratamiento.

Esta decisión la puede tomar en el mismo momento que recibe el presupuesto, o cuando considere. Normalmente, el presupuesto tiene un periodo de validez limitado, en nuestro caso de 6 meses, dado que estamos en un ambiente tan cambiante como es la boca y es posible que tras unos meses, las necesidades de tratamiento puedan variar.
Si el paciente no se decidiera por una opción terapéutica u otra dentro ese tiempo de validez del presupuesto, deberíamos hacer un nuevo diagnóstico y restablecer nuevas opciones de tratamiento.

¿Por qué es importante el presupuesto?

Es un reflejo detallado de todos los correlatos económicos que va a tener el tratamiento. Al ser aceptado por el paciente, se evitan sorpresas posteriores. Resaltamos los siguientes puntos: 

  • Posibilita la planificación económica para el paciente. Conociendo el coste, podemos buscar vías de financiación y concretar métodos de pago. Se evitan así sobresaltos por costes inesperados que podrían llegar incluso al abandono prematuro del tratamiento. Facilita así una relación de transparencia entre la clínica y el paciente.
  • Mejora la comprensión del paciente de los distintos componentes, fases y consecuencias del tratamiento. El presupuesto detallado y comprendido por el paciente le permite decidir con un mayor conocimiento lo que es el tratamiento. Este apartado puede también considerarse parte del proceso de “consentimiento informado” del tratamiento por parte del paciente. El paciente tras recibir la información, decide que se le realice el tratamiento o no. Con el presupuesto, el paciente obtiene una visión detallada del proceso terapéutico al que será sometido.
  • El presupuesto permite la detección temprana de desviaciones en el plan de tratamiento por problemas imprevistos, complicaciones o elementos externos. De ese modo, al contar con un documento económico de referencia, doctor y paciente podrán discutir posibles soluciones a ello.
  • El presupuesto es un documento legal que refleja un acuerdo entre las partes.

Cuando no tengo presupuesto previo…

En ocasiones recibimos pacientes con problemas derivados de tratamientos interrumpidos en otros centros. En algunos casos, el paciente nos comenta que no tenía presupuesto previo y que el odontólogo anterior iba variando el tratamiento en función de lo que “se iba encontrando en su boca”. Es una situación que contrasta rotundamente con la manera de proceder actual.

Como pacientes, debemos exigir que se nos informe antes de iniciar cualquier tratamiento. Hoy en día, no podemos someternos a un tratamiento sin antes conocer el tipo de procedimiento, la duración del mismo y el coste económico que va a conllevar. El presupuesto, además de otros, es un documento que nos permite estar informado sobre todos los aspectos relacionados con el tratamiento antes de iniciarlo. Permite establecer una relación odontólogo-paciente equilibrada y de transparencia del desde el principio; el inicio de una relación de confianza.

Si te ha quedado alguna duda o quieres comentarnos tu experiencia en este ámbito, te invitamos a escribir un comentario justo debajo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.