Higiene emocional

Higiene Emocional

La prevención es un tema crucial en la consulta diaria de cualquier profesión sanitaria y muy especialmente en la consulta dental. Es el caballo de batalla de los profesionales higienistas y odontólogos.

Y la prevención también es crucial en la salud emocional. Prevenir es prepararnos para agilizar el tránsito de situaciones emocionales que nos causan estrés, angustia, dolor, sufrimiento. No podemos evitar que los acontecimientos dolorosos sucedan, pero sí podemos “estar en forma” para recibirlos y aceptarlos, desarrollar la capacidad llamada “resiliencia” o dicho de modo más simple: “adaptabilidad”. Es un entrenamiento que precisa de constancia y paciencia, como casi todo lo importante de esta vida.

En la consulta de Odontología se viven diariamente situaciones de frustración, malestar, nerviosismo, imprevistos, retrasos y los que allí trabajan saben lo necesario que es afrontarlos con serenidad y entereza.

Por eso lo que he convenido en llamar  “higiene emocional”, viene a aportar unos apuntes e indicaciones que ayuden a los sanitarios a gestionar los estados emocionales negativos que experimentan en el desempeño de su labor.

El primer apunte: las emociones que sientas en cualquier momento de tu vida son indicadores de la relación que mantienes entre tu “yo” y tu “YO”  (la parte más evolucionada de ti mismo). Cuando ambas partes están en sintonía sientes expansión y bienestar; inversamente cuando te disgustas o enfadas es un indicador de que te has desconectado.

Ser consciente de tus emociones es el primer paso.

 

El segundo apunte: si quieres que algo mejore no hagas nada a la primera de cambio. ¡No pases a la acción! Muy al contrario imagina un “depósito energético” de lo que deseas, sintoniza mentalmente con ese deseo y cultiva ese deseo de modo mental. No hagas nada aún, no pretendas conseguir resultados.

Sintonizarte para que tu actuación sea inspirada (y no compulsiva) es el segundo paso.

  

El tercer y ultimo apunte: lo que desees y lo que pidas, metafóricamente es como una bengala que lanzas con una dirección determinada, y tu “YO” (tu ser interior) se concentra en darte la satisfacción del deseo. Si te lo permites el Río de la Vida te llevará a favor de la corriente para completar lo que has creado con tu deseo, nada que desees está a contracorriente sino que está en proceso de creación. 

Desarrollar el Arte de Permitir que tu Bienestar Natural fluya en tu vida, es el tercer paso.

Cuando estás trabajando y sientes que estás a punto de explotar, disgustado, te das cuenta que no quieres más de eso mismo, la bengala de lo que sí quieres: equilibrio y bienestar, ya se ha lanzado y sólo te queda sintonizar con tu “YO” para dejarte ir a favor de la corriente de la vida. Deja de remar, suelta el esfuerzo y deja que te lleve amablemente. ¡Funciona desde el primer dia y el primer minuto!

Si al leer esto dices:¡vaya tontería!, te pierdes lo mejor. Pruébalo antes de descartarlo y ya me dices… expandir nuestra conciencia es el GRAN PLAN.

Fuente: “El increíble poder de las emociones”, Esther y Jerry Hicks. Books4pocket.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.